¡Enemigo Secreto!


En esta época navideña, es común que en los varios círculos que vivimos, sea en la sección donde trabajamos, en el grupo de nuestra iglesia, o entre nuestros amigos y familiares, se realicen “los amigos secretos”. Esta es una actividad que se trata de escribir el nombre de los que quieren participar en papelitos y después uno a la vez saca un papel, y así toma conocimiento del nombre para quien tendrá que regalar un presente conforme al valor establecido por el grupo.


Ya tuve la oportunidad de participar de este tipo de intercambio, también de perder el papelito después de haberlo sacado y olvidarme del nombre para quién debería regalar. Cuando eso sucede, uno busca adquirir un regalo genérico que sirva tanto para hombre o mujer, así como para joven o adulto. Creo que eso también ya pasó con aquellos que deberían regalarme, pues algunos presentes que he recibido no tienen sentido alguno. Por eso, hay veces que pienso chistosamente que este hábito debería llamarse “enemigo secreto”.


Es muy diferente cuando recibimos un regalo que nos cae bien, algo que parece haber sido diseñado específicamente para nosotros.


Interesante que el regalo más especial que podríamos recibir independiente de nuestra raza, color, genero, tamaño, edad, religión, condición social, club de fútbol, etc… nos fue hecho a la medida, y sirve a todos de igual y perfecta manera. ¡Un presente especial y no genérico que nos fue regalado por un amigo que nunca se ocultó de nosotros! Un presente que vino empaquetado en un pesebre: ¡Jesucristo el Salvador!


En esta Navidad, al buscar un presente para regalar a nuestros familiares, colegas y amigos, no olvidemos la posibilidad de compartir a Jesús con ellos, pues ese será el mejor presente que jamás recibirán, un regalo de valor inestimable y que les servirá por la eternidad. ¡Este es un presente que viene de un amigo verdadero!


  • ¿Cuáles son las características de los regalos útiles y los inútiles?

  • ¿Cómo podrás regalar a Jesús a tus colegas, amigos y familiares?


(Regalo a un rey, Daniel 2:27-28 – Regalo a un cojo, Hechos 3:1-8).


Originalmente publicado el 11/12/2017.

#Español

Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...