Malentendidos

“¡Sí es bonita puede estar desnuda, pero sí es fea hay que cubrirla!” Esta fue la frase que escuché en el corredor afuera de la oficina donde dos importantes líderes de la iglesia conversaban. Al escuchar tal cosa quedé sorprendido e inmediatamente los confronté para conocer más sobre el asunto. El tema era que trataban de amueblar la oficina con muebles usados y uno dijo al otro que habían recibido como donación una silla antigua y el otro contestó: “Sí es bonita puede estar desnuda, pero sí es fea hay que cubrirla con algún tipo de mantel”.


La verdad es que ellos no hablaban nada malo, pero el mal si estaba en mi apresurada sospecha, saltando a conclusiones prematuras sin el conocimiento necesario. Lo bueno fue que aclaré el tema de inmediato y ahí quedó el asunto. Muchas veces nuestra interpretación de las cosas que pensamos haber escuchado o haber visto la transmitimos equivocadamente sin la debida investigación. Cuando eso sucede contribuimos para difundir mentiras.


Como cristianos debemos estar siempre alertas y buscar la verdad acerca de los asuntos sin saltar a conclusiones apresuradas. Aún más, jamás pasar adelante medias verdades porque una media verdad es en realidad una mentira completa.


Innúmeros de conflictos podrían ser evitados si investigáramos los asuntos sin saltar a conclusiones precoces, pues frecuentemente nuestra naturaleza pecaminosa nos traiciona y nos lleva a entender erradamente o de manera maliciosa aquello que rápidamente escuchamos o vemos.


Interesante que Jesús se relacionaba con todos y les entendía sin prejuicios, lo hizo con la mujer de mala reputación, con el fiscal corrupto y con muchos otros. Su secreto era que se interesaba por la gente y tomaba tiempo para escucharlos por completo y no solo la mitad, por eso no se equivocaba en interpretarlos. Hagamos lo mismo para que nuestra lectura de las personas sea honesta y no quede equivocada como un malentendido.


  • ¿Cuándo y por qué has malinterpretado a otros?

  • ¿Cuándo y por qué otros te han malentendido alguna vez a ti?


(Pensamientos puros, Filipenses 4:8 – Cuidado al escuchar y hablar, Santiago 1:19-20).

#Español

Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...

Sobre mi

Soy oficial del Ejército de Salvación desde 1983 donde por la gracia de Dios he tenido la oportunidad de ocupar varias funciones pastorales, administrativas y de liderazgo en Sudamérica, Europa y África.

Leer más...

Sígueme

Inicio