Desgracia Evitable

Una de las oportunidades que he tenido como oficial del Ejército de Salvación fue ser el capellán en uno de los presidios más impresionantes de Sudamérica, la casa de detención “Carandirú” en São Paulo, Brasil. Esta institución fue inaugurado en 1920 y en sus primeras décadas fue un modelo en la rehabilitación de los reclusos, pero con el pasar de los años abandonó sus propósitos y objetivos originales. Como resultado, en 1992 fue palco de una de las masacres más sangrientas en la historia penitenciaria, con la ejecución brutal de 111 hombres.


Los reclusos que ahí vivían me compartían sus historias de vida, diciendo que por descuido o flaqueza se dejaron convencer por malas compañías, participando de acciones criminales por las cuales se arrepintieron demasiado tarde, y que ahora pagaban el precio en la cárcel por ese momento de desliz.  “Carandirú” se tornó el símbolo de la falta de integridad y vigilancia personal e institucional.


Esa realidad extrema debería hacernos comprender que pequeños deslices pueden ocasionar grandes consecuencias. La biblia llama a esas equivocaciones pecado y nos alerta que el resultado del pecado es siempre indeseado y negativo. Por lo tanto, antes que sea demasiado tarde, evitemos reaccionar impensadamente sino, que reflexionando cuidadosamente ante las situaciones de la vida, tomando en cuenta los valores verdaderos.


Quizás no corremos el riesgo de ser encarcelados físicamente pero nuestro pecado nos aprisiona espiritualmente y nos impide vivir una vida verdaderamente libre. Para que nuestro pasado no comprometa nuestro futuro, tenemos día a día que construir una vida plena y sincera en obediencia al Creador del universo, que a través de Su palabra nos presenta el objetivo a ser seguido por nosotros como parte de Su creación. Caminemos vigilantes con esa determinación.


  • ¿Cuáles pequeños errores causaron grandes consecuencias negativas en tu vida?

  • ¿Cómo puedes mejorar tu vigilancia para evitar caer en cualquier pecado?


(Vestidura vigilante, Efesios 6:11-13 – Actitud vigilante, 1 Pedro 5:8-10)

#Español

Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...