Medalla de Oro

05/08/2019

 

Los Juegos Panamericanos se llevan a cabo cada cuatro años, siempre un año antes de los Juegos Olímpicos de Verano. En esta edición de 2019 en Lima, Perú, el número récord de atletas es de 6.680, provenientes de 41 países que están compitiendo en 39 modalidades deportivas en busca de la victoria.

 

Uno queda admirado al ver el alto nivel atlético de los competidores y la destreza que ejecutan sus modalidades. Los más rápidos, los más fuertes, lo más hábiles son recompensados con medallas de oro, plata y bronce. Mientras tanto, los hinchas vibran al asistir sus deportistas y equipos preferidos sintiendo con ellos sus victorias y derrotas.

 

No es inusual que toda esta atmósfera competitiva sea transferida a nuestro vivir cotidiano, quedando en nuestra mente la idea que si superamos a los otros estaremos bien. Quizás, eso puede tener algún sentido en el mundo deportivo, académico o profesional, pero en el ámbito espiritual es diferente.

 

Mientras en las competencias deportivas uno compite con otro, en la esfera espiritual uno compite consigo mismo. ¡Superar el otro no significa victoria espiritual, pero superarse a si mismo sí! Hay una diferencia entre alcanzar una posición arriba del promedio o alcanzar la posición más excelente. La Palabra de Dios enseña que el blanco más excelente es crecer hasta la estatura de Cristo, por lo tanto, el objetivo no es lograr ser mejor que el otro y si el ser igual a Jesús.

 

Reside en cada uno de nosotros la habilidad de elegir el blanco a seguir. Podemos seguir la voluntad de Dios registrada en la Biblia o podemos ignorarla. Cuando voluntariamente nos abstenemos de nuestros propios deseos y buscamos hacer la voluntad de Dios en las incontables decisiones diarias que debemos tomar, caminamos para superarnos a nosotros mismos y crecer como Cristo. ¡Este es el oro que debemos anhelar!

 

  • ¿Cuál es la diferencia entre el promedio y la excelencia?

  • ¿Cómo buscas superarte a sí mismo?

 

(Ser como Cristo, Efesios 4: 11-13  –  Vivir como Cristo, Lucas 22:24-26)

 

the

Please reload

January 6, 2020

Mi familia se ríe de mí pues cuando camino o me paro, mantengo mi brazo y mano izquierda como si apuntase al suelo, manteniendo mi dedo índice extendido en dirección al piso y los dedos medio, anular y meñique doblados hacia la palma de mi mano. Lite...

November 18, 2019

Cuando queremos decir que todas las alternativas llegan al mismo destino normalmente usamos la expresión “todos los caminos conducen a Roma”.  De hecho, el imperio Romano que dominó el mundo de 27ac hasta 476dc, construyó más de 80 mil kilómetros de...

November 11, 2019

Mis papás iniciaron la obra del Ejército de Salvación en Portugal, entonces viví en Lisboa justamente en la época que sucedió la “revolución de los claveles”. Esa fue la revolución que el 25 de Abril de 1974 provocó la caída de la dictadura salazaris...

Please reload

Sobre mi

Soy oficial del Ejército de Salvación desde 1983 donde por la gracia de Dios he tenido la oportunidad de ocupar varias funciones pastorales, administrativas y de liderazgo en Sudamérica, Europa y África.

Leer más...

Sígueme

Inicio